SALMO DE ALABANZA

 

Salmo 96

  

Gracias por los favores recibidos, promover y ampliar la gracia ganada para todos.

  

 

Canten al Señor un canto nuevo, cante al Señor toda la tierra;

 

canten al Señor, bendigan su Nombre, día tras día, proclamen su victoria.

 

 

Anuncien su gloria entre las naciones, y sus maravillas entre los pueblos.

 

 

Porque el Señor es grande y muy digno de alabanza, más temible que todos los dioses.

 

 

Los dioses de los pueblos no son más que apariencia, pero el Señor hizo el cielo;

 

 

en su presencia hay esplendor y majestad, en su Santuario, poder y hermosura.

 

 

Aclamen al Señor, familias de los pueblos, aclamen la gloria y el poder del Señor;

 

 

aclamen la gloria del nombre del Señor. Entren en sus atrios trayendo una ofrenda,

 

 

adoren al Señor al manifestarse su santidad: ¡que toda la tierra tiemble ante él!

 

 

Digan entre las naciones: "¡El Señor reina! El mundo está firme y no vacilará. El Señor juzgará a los pueblos con rectitud".

 

 

Alégrese el cielo y exulte la tierra, resuene el mar y todo lo que hay en él;

 

 

regocíjese el campo con todos sus frutos, griten de gozo los árboles del bosque.

 

 
Griten de gozo delante del Señor, porque él viene a gobernar la tierra: él gobernará al mundo con justicia, y a los pueblos con su verdad.